Los errores que estás cometiendo como autónomo y no sabes

El consejero delegado del Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid (ICOGAM), Julio Gómez, cuenta algunos de los errores que están comiendo los autónomos a la hora de gestionar o poner en marcha su actividad. También, Gómez, explica alguna de las trabas a las que tienen que hacer frente los emprendedores españoles.

Ivana Haro | 15/07/2019

¿Quién mejor que un gestor para saber los errores que comete un autónomo en su día a día? Su trabajo de asesoramiento, su labor para que cada trámite esté realizado a tiempo y su dedicación para que el negocio cumpla con lo que en cada momento marca la ley, le otorga un gran conocimiento de los aspectos que envuelven el mundo del trabajo autónomo.

Además, esta labor de acompañamiento, permite a un gestor conocer las trabajas a las que tienen que hacer frente los emprendedores Españoles. El consejero delegado del Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid (ICOGAM), Julio Gómez, explica algunos de los errores que comenten los trabajadores autónomos gestionar su negocio y cómo pueden hacer frente a las trabas que existen en España para crear una empresa.

Gómez, que hace unos días fue el encargado de clausurar el Curso de Verano de la UCM -celebrado con la colaboración de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y el Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid (ICOGAM)-, afirmó que España era uno de los países de la Unión Europea dónde es más difícil crear una empresa. A su juicio, para poner en marcha una actividad hay que «cumplir con multitud de trámites para el Estado, las diputaciones, los ayuntamientos…que dificultan la creación de una empresa».

Asimismo, y según el informe Doing Business 2019, que cada año publica el Banco Mundial y en el que la entidad analiza la creación de empresa a nivel mundial, España ocupa el puesto número 30, de los 190 países que aparecen en ‘Ease of doing business ranking’ o, dicho de otra forma, el listado de facilidades para hacer negocios. Por delante, se encuentra países como Azerbaiyán (con el puesto 25), Malasia (15), Estados Unidos (8) y Nueva Zelanda (1).

Los consejos que da un gestor a un autónomo

Julio Gómez y consejero delegado de ICOGAM, ofrece a los trabajadores por cuenta propia una serie de consejos, que pueden aplicar en su actividad y que les pueden ayudar a superar las diferentes trabas que hay en España cuando se emprende:

  • Contratar lo mínimo en seguros privados

“Estoy muy cansado de ver casos en los que ocurre un siniestro o un problema en el negocio, y el autónomo tenía un seguro mínimo contratado que no le cubría nada” expuso Gómez. El hecho de pagar lo mínimo en un seguro deja al descubierto a los trabajadores por cuenta propia en situaciones muy complejas. Un ejemplo que pone es “un incendio. El autónomo puede tener asegurado la oficina, pero qué pasa con todo el tiempo que no se puede acudir al establecimiento para trabajar… Sin acudir al trabajo y sin tener las herramientas para ejercer la actividad no se puede funcionar». Recomendó tener el negocio asegurado ante cualquier eventualidad -incendio, accidente, goteras, etc- y “tener cubierto también las contingencias que te impiden trabajar, incluido el tiempo de inactividad”.

  • No tener cuidado al principio de la actividad

Una de las trabas que ha identificado Gómez que tienen los trabajadores autónomos, es que la Administración no se fía de ellos. «En España se tiene la percepción de que el autónomo o la empresa son unos incumplidores. Hacienda, por ejemplo, considera que muchos pequeños negocios, que trabajan mediante el sistema de módulos, pueden estar en fraude”. Por eso recomienda a los trabajadores por cuenta propia ser muy “pulcros” con su contabilidad al principio de la actividad, “porque son frecuentes las inspecciones”.

  •  Factura y morosidad

La morosidad se ha convertido en un verdadero problema para los trabajadores por cuenta propia. A pesar, de que existe una Ley de Morosidad que establece que la Administración debería pagar en menos de 30 días y las empresas en menos de 60, «la realidad es que la gran mayoría incumplen los periodos de pago” dijo el gestor. Su recomendación para todos aquellos autónomos y pequeños negocios que se encuentren en una situación de morosidad es llegar a un acuerdo. “Cuando veas que no te pueden pagar lo que te deben, una opción es reducir la factura, para poder cobrar al menos una parte de tu trabajo. Porque si te vas a un proceso judicial, éste puede durar años. También es recomendable llegar a un acuerdo con la entidad, para que se produzca un aplazamiento del pago».

  • No aprovechar la oportunidad de Trabajar para el Estado

A pesar de los problemas de morosidad de la Administración, Gómez recomendó a los trabajadores por cuenta propia la posibilidad de trabajar para el Estado. “Antes, los autónomos no podían acceder a los contratos públicos. Sin embargo, ahora -con la nueva Ley de contratos públicos– se ha facilitado su acceso” apuntó. Sin embargo, reconoció que estos contratos requieren de un proceso burocrático extenso. Pero, resumió que principalmente lo que la Administración pide es que se cumplan dos requisitos: que el autónomo acredite los conocimiento técnicos para llevar a cabo el trabajo y que tenga solvencia económica para llevarlo a cabo. Asimismo, el consejero delegado de los gestores de España aprovechó para denunciar “que la Administración no había hecho nada para que se sepa que los autónomos tienen esta posibilidad de acceder a un contrato público”.

  • Pensar que todos tus trabajadores son autónomos

“Un error frecuente que comenten los autónomos con los que trabajo se encuentra en la gestión de los recursos humanos” dijo Gómez. Éstos no se dan cuenta de que la persona contratada es un colaborador en el negocio, al que no se le puede exigir que trabaje lo mismo el propio autónomo. “No le puedes poner un horario maratoriano. Y es que el autónomo tiende a pensar que todos sus empleados son autónomos. como él”, aseveró.

Se trata de un error muy común que afecta a los autónomos empleadores, porque sus trabajadores suelen reclamar que se cumpla el horario o una compensación económica en el caso de que se realicen horas extraordinarias. Según Gómez, “los empleados que normalmente contrata el autónomo son conocidos u amigos. Y, al principio, los trabajadores aceptan las jornadas largas o las llamadas a cualquier hora, porque piensan que es algo puntual. Pero, al final, acaban reclamando todo ese trabajo extra que han ido realizando”.

  • Errores en la apertura de un local

Para abrir un negocio a pie de calle es necesario contar con una serie de licencias, como la de apertura o la de actividad, que conceden los ayuntamientos. El autónomo debe presentar un proyecto de lo que va a ser local, y éste debe estar avalado por un estudio. “En este paso, los autónomos gastan más de lo que deberían, porque le encargan los planos de proyecto a un arquitecto, cuando el Ayuntamiento te los da de forma gratuita” señaló este asesor. Acudiendo a la administración local, el autónomo ahorraría adquiriendo una copia de los planos, que tendría un coste de “aproximadamente 10 euros. Éste ahorro en el procedimiento puede llegar a ser aún mayor cuando el local ya ha sido habilitado para la actividad”. Por ejemplo, una oficina cierra y en su lugar se abre otra.

También, y en cuanto a la licencia de apertura de los locales, Gómez afirmó que la Declaración Responsable -también conocida como licencia exprés- no funciona”. Es un documento donde el autónomo que quiere abrir el negocio acredita que cumple con todos los requisitos solicitados por el ayuntamiento. Pero, que según este experto, “en muy pocas ocasiones se puede abrir un negocio con una declaración responsable”.

Por último, el tercer error/consejo que Gómez comentó sobre la apertura de negocios, es que los los emprendedores no estudian bien todas las posibilidades, ya que un simple detalle sin contemplar puede incrementar el coste final del proyecto. Y puso un ejemplo personal: Gómez quería abrir un despacho. Si lo hacía como asesor jurídico tenía que pagar 2.000 euros de licencia pero, como abogado, tenía que pagar 1.000 euros… En resumen, hay que preguntar muy bien todas las opciones antes de decirse”.

  • Errores de planificación del negocio y la vida familiar

Planificar el negocio, sin tener en cuenta la vida familiar. Éste es uno de primero errores que, según el consejero delegado de ICOGAM, suelen cometer los trabajadores por cuenta propia a la hora de emprender. «Nadie piensa en la conciliación familiar cuando quiere hacerse autónomo. No se planifican los horarios como empresario adaptándolos a las necesidades del día a día familiar” apuntó, lo que les impide en ocasiones llegar a las reuniones. Gómez explica que son muchos los trabajadores por cuenta propia que acuden a su despacho “con ansiedad y angustia porque no pueden llegar a todos los sitios a tiempo».

 Otro de los errores de planificación que comenten los trabajadores por cuenta propia, tiene que ver con la búsqueda de clientes. «Son muchos los autónomos que se gastan el dinero en viajes y llamadas para realizar un sólo servicio a un cliente, sin calcular el coste”, comentó. Es bueno hacer un balance previo de los costes, tanto en dinero como en tiempo, antes de aceptar el encargo.

El consejero delegado de ICOGAM aseguró que la sensación “de no tener tiempo para hacer las cosas bien y de no llegar a los sitios, se convierte en muchos casos en una amargura. Si este nivel de estrés se trasladase a los empleados no trabajaría nadie en España”.

FUENTE: Diario Autónomos y Emprendedores

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas nada sobre EmprendeRioja

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.