El emprendedor español al detalle

Perfil, características y motivaciones del emprendedor en España

Lucía Vera Hervás – 3/06/2019

El 31,2% de la población emprendedora potencial tiene entre 35 y 44 años. También el 30% de los emprendedores que se encuentra en la fase inicial del proyecto se encuentran en este rango de edad. Esta es una de las conclusiones sobre el perfil de los emprendedores en nuestro país extraída del último informe el Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) España 2018-19. En este documento se recoge toda la información de interés sobre el ecosistema emprendedor español.

La edad de la población emprendedora es uno de los datos más relevantes, ya que, según la persona va madurando, va adquiriendo un espíritu emprendedor mayor. Pero también se va perdiendo una vez se superan ciertos umbrales de edad. De esta manera, en el informe se muestra cómo la población entre 18 y 24 años y los de entre 55 y 64 años, son los rangos con menor predisposición a emprender el pasado 2018, con un 3,3% y un 4,7%, respectivamente.

Más iniciativas emprendedoras y más empleo

La Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) de nuestro país se acerca a cifras pre-crisis. En 2016 era del 5,2%, y actualmente estamos en el 6,4%, cuando en 2007 se situaba en el 7,6%. A pesar de seguir por debajo de la media europea, sí superamos a italianos (4,2%) o alemanes (5%). Además, tal y como se recoge en el informe GEM, la motivación por emprender ha ido en aumento desde el año 2009. Después de alcanzar el máximo histórico en 2012, actualmente se mantiene estable y seguimos hablando de un buen espíritu emprendedor en nuestro país. Incluso, casi la mitad de los emprendedores (el 48,9%) tiene pensado aumentar su plantilla y ofrecer algún puesto de trabajo en los próximos cinco años.

Perfil emprendedor en España

La edad media del peso de la población emprendedora, como hemos adelantado, se ubica entre los 35 y los 44 años. En concreto, 37,3 años es la edad media del emprendedor potencial y 49,5 años es la media de los empresarios consolidados que emprendieron y ya cuentan con un negocio sólido.

Los hombres emprenden más que las mujeres. Desde los inicios de este informe, los datos del emprendimiento masculino han sido siempre superiores a los del femenino. Hoy día también es así, aunque las diferencias tienden a ser menores, por lo que se tiende a reducir la brecha de género en el emprendimiento español. Las últimas cifras reflejan que el 53,1% del TEA son hombres y el 46,9% mujeres.

En cuanto al nivel de educación, el informe refleja cómo el emprendimiento requiere talento. Según se extrae del análisis, el 53,2% de los emprendedores en fase inicial son personas con estudios superiores o de post grado. Es decir, licenciados, ingenieros o con máster o doctorado. Quizás de este hecho derive el grado de innovación de los emprendedores. Las iniciativas emprendedoras que lanzan un nuevo producto o servicio al mercado se sitúan en el 13%. Por su parte, la orientación exportadora ha aumentado del 25% al 30%, lo que pone de manifiesto la tendencia a expandirse a otros mercados.

¿Por qué emprenden los españoles?

Si nos fijamos en el motivo por el que emprenden los españoles, se observa que la fase inicial suele ser el deseo de explotar una oportunidad de negocio. De hecho, esta motivación llegó a ser el 80% del total en 2009. Sin embargo, la crisis provocó que la necesidad pasara a ser la motivación del 29,8% y la oportunidad pasara a representar el 66,1% de los emprendedores. Actualmente, la motivación por emprender es la oportunidad de crear un nuevo negocio para el 70,7% de los emprendedores. El 22,6% emprende por necesidad, reduciéndose un 6% con respecto al año pasado. El 6,7% restante tiene otros motivos que le impulsan a emprender.

La mayoría (los que emprenden por oportunidad) busca una mayor independencia. Por encima de aumentar sus ingresos. Lo que demuestra que el espíritu emprendedor en nuestro país va más allá de encontrar un medio del que vivir, sino una característica intrínseca de la persona, de su forma de ser.

Más facilidades y fomento del emprendimiento

Este informe sobre el ecosistema emprendedor lo han realizado de manera conjunta el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), la Asociación RED GEM España, Banco Santander, mediante Santander Universidades, además de Enisa (Empresa Nacional de Innovación) y la Fundación Rafael del Pino. Entre las conclusiones del GEM una vez analizados todos los parámetros, se detecta la necesidad de diseñar políticas orientadas a reducir la burocracia y las cargas fiscales para las nuevas empresas. Es preciso favorecer la formación en emprendimiento e impulsar el desarrollo de instrumentos financieros orientados a la creación de nuevos negocios. El emprendimiento genera riqueza y empleo. Por tanto, hay que ayudar a que siga creciendo.

FUENTE: Periódico Cinco Días

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas nada sobre EmprendeRioja

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.