Autónomos: todo lo que debes tener en cuenta si quieres prejubilarte

Requisitos para acceder a la jubilación anticipada y penalizaciones que se aplican.

10/09/2018

Sí, los autónomos también pueden prejubilarse. Al igual que los asalariados, los trabajadores por cuenta propia pueden adelantar, de forma voluntaria, su jubilación. Sí es cierto que, según indican en el portal específico sobre pensiones del banco BBVA, el régimen es más restrictivo para los autónomos. No tienen la posibilidad de acceder a una prejubilación por cese involuntario de la actividad.

Para poder adelantar la jubilación de forma voluntaria, lo primero que se debe tener en cuenta es que la pensión se reduce. Según se expone en la guía de la jubilación de los autónomos de Abante Asesores, se aplica un coeficiente reductor por cada trimestre que se adelante la jubilación. En concreto, cuando se haya cotizado menos de 38 años y 6 meses, será del 2% por cada trimestre. Si la cotización supera los 38 años y 6 meses, pero es inferior a los 41 años y 6 meses, el coeficiente a reducir por cada trimestre es del 1,875%. Para cotizaciones entre los 41 años y 6 meses y los 44 años y 6 meses, el coeficiente a aplicar por cada trimestre que se adelante la jubilación es del 1,625%.

Además, desde BBVA también señalan que la jubilación anticipada de los trabajadores por cuenta propia se puede dar hasta los dos años antes de la edad que corresponda en ese momento. Es decir, no se puede acceder a la prejubilación cuando uno quiera, sino dependiendo de cada caso.

Requisitos de la prejubilación de los autónomos

Por tanto, para poder acceder a la prejubilación, es necesario cumplir con una serie de requisitos que exponemos a continuación.

  • Como hemos adelantado, es necesario tener, como mucho, dos años menos a la edad legal de jubilación. Esta edad se está incrementando poco a poco hasta los 67 años.
  • El autónomo deberá tener cotizados, al menos, 35 años. También se podrá computar un máximo de un año de servicio militar.
  • Se deberá estar dado de alta en la Seguridad Social.
  • La pensión resultante de la prejubilación no deberá ser inferior a la mínima que le correspondería por ley una vez cumpliera la edad legal de jubilación. Se penaliza, como hemos visto, dependiendo de los años cotizados del trabajador autónomo.

Cuantía de la prejubilación de autónomos

Una vez se cumplen con los requisitos, el autónomo puede empezar a recibir la pensión de prejubilación, que nunca será una pensión íntegra.

La pensión de jubilación se percibe íntegra solo si se llegan al periodo mínimo cotizado (37 años desde 2027) o a la edad legal (se va atrasando hasta los 67 años en 2027). Sin embargo, los coeficientes de penalización se van aplicando por tramos en función de la cotización, tal y como hemos visto. De esta manera si, por ejemplo hoy en día un autónomo tiene 63 años y cuenta con 38 años cotizados. Hoy en día la edad legal de jubilación son los 65 años (desde la reforma de 2011), por lo que podría prejubilarse. Sin embargo, tendría que aplicar un 2% por cada trimestre de antelación. En este caso sería una reducción del 16% del 100% de su base reguladora que cobraría si se jubilara con 65 años.

Alternativas a la jubilación

Para poder acceder a una prejubilación sin tener que considerar las penalizaciones, desde BBVA aconsejan ser previsor, y planificar una buena jubilación con una serie de alternativas. Gracias a ellas el autónomo se puede prejubilar, con una buena pensión.

  • Plan de pensiones. Una de las opciones es abrir un plan de pensiones. Este producto financiero ofrece la posibilidad de que el autónomo vaya aportando dinero, obteniendo una alta rentabilidad por él. Además, estas aportaciones se pueden desgravar de la declaración de la renta. De esta manera, una vez llegue el momento de la jubilación anticipada, el autónomo puede contar con este dinero, unido al que le resulte de restar el porcentaje por las penalizaciones aplicadas.
  • Seguro de vida. La otra de las opciones para asegurarse una mejor jubilación es tener un seguro. Si, por ejemplo, sufre algún accidente que le provoque una discapacidad. En este cao, el autónomo no podrá cobrar la pensión que le pertenecería y ejercer su profesión. Con un seguro, todos estos problemas se disipan, y el profesional autónomo podrá asegurarse una jubilación sin apuros.

Planificar una jubilación más cuantiosa depende, por tanto, de cada uno. En resumen, un autónomo puede prejubilarse, sí, pero tendrá restricciones, por lo que deberá considerarlas en función de su caso concreto. Además, como hemos visto, debe cumplir una serie de requisitos y, como máximo, podrá hacerlo dos años antes de lo que le correspondería.

Fuente: CincoDías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas nada sobre EmprendeRioja

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.