Aspectos positivos de emprender desde casa

Por algún sitio hay que empezar…¿Alguna vez has pensado en emprender desde casa? Puede que sí y, probablemente, hayas pensado que es una muy buena opción de ahorrarte costes fijos como el alquiler de un local, la luz o Internet, por ejemplo. Razón no te falta, eso sí, siempre es recomendable ver todas las posibilidades, pros y contras.

creatividad

La clave para el éxito trabajando desde casa consiste en tomarse el trabajo de la misma forma que se haría si estuvieses trabajando en una oficina física. Así que hoy vamos a contarte algunos de los aspectos positivos y negativos de trabajar desde casa.

Si te interesa conocerlos, ¡sigue leyendo!

Una de las principales ventajas de emprender desde casa es Internet. Con internet es mucho más sencillo y rápido hacer que tu negocio funcione desde tu hogar y que lo pueda incluso hacer 24 horas al día, siete días a la semana. Una ventaja que te ayudará a poder contactar con clientes de todo el mundo.

No necesitas tener una cualificación especial. Si de verdad tienes determinación y motivación, crees en tu proyecto y trabajas duro, podrás sacar tu negocio adelante desde casa. Además, pensando en los costes que hablábamos al principio, no son muchos. La inversión inicial es menor que si lo hiciese a través de medios tradicionales, ya que cuentas con los propios.

Pero no sólo esto es importante también tienes una gran cantidad y diversidad de clientes online que pueden comprar tus productos o servicios, lo que te abre muchas más puertas, aunque también más competencia, deberás buscar dónde destacar.

Si ya cuentas con un trabajo y quieres montar un negocio desde casa como forma de ganar ingresos adicionalmente, puedes tomártelo así. Nunca viene mal tener unos ingresos extra y son muchos los emprendedores que comienzan así su andadura, siendo sus propios jefes.

Ahora bien, después de ver los aspectos positivos, también tenemos que tener en cuenta las desventajas que puede tener emprender desde casa.

Podríamos comenzar diciendo, o mejor, repitiendo, que es un trabajo. A pesar de que Internet nos facilita la vida, hay que tener en cuenta que trabajar desde casa no significa sentarse en el ordenador un rato al día y ya está. Trabajar desde casa requiere del mismo esfuerzo e incluso de más fuerza de voluntad para que tu trabajo de resultados positivos. Y hablando de resultados, los milagros no existen en los negocios, por lo que el tiempo es clave. Dedicación y paciencia son dos puntos muy importantes.

A veces, también podemos caer en una sobrecarga de información. Intentas acapararlo todo y trabajar para que te de tiempo, pero a lo mejor te olvidas de que es muy importante crear un hoja de ruta, una rutina acompañada de un listado de objetivos divididos por prioridades, esto también es un pilar para el éxito de tu negocio. En caso de que no salga todo como esperas, tendrás que ver esta desventaja y contar con ella desde el principio. De los errores se aprende y ya sabrás qué evitar en un futuro.

Por último pero no menos importante, en un principio, puede que no encuentres aliento en los demás. Es desalentador escuchar la negatividad por parte de los demás, aunque no tengan la intención de hacerlo. Una buena idea para aumentar tu energía es unirte de forma online a emprendedores de tu ámbito que estén realizando el mismo trabajo que tú desde sus casas para compartir ideas.

¡Mucho ánimo con tus objetivos!

Fuentes: Freepik y Cinco Días

Si te ha gustado ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas nada sobre EmprendeRioja

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.